A finales de 2017 se descubrió que Apple limitaba el rendimiento de los iPhone si la batería estaba degradada. Fue el desencadenante que provocó que la empresa ofreciera un reemplazo de baterías mucho más barato, funciones de software para notificar la salud de la misma y en general facilidades para reemplazar la batería en el iPhone. A pesar de estas facilidades, en los últimos modelos de iPhone han vuelto a aparecer obstáculos, si la batería no ha sido cambiada por Apple o un proveedor autorizado el iPhone no la reconocerá correctamente, incluso si es original.

Según han descubierto en el canal de YouTube de TheArtofRepair y posteriormente iFixit ha investigado y comprobado, hay una verificación por software para cada batería nueva que se coloca en el iPhone. Con esta verificación Apple consigue que sólo sus reemplazos a los de sus distribuidores autorizados ofrezcan todas las funciones en el iPhone.

Si ahora mismo se reemplaza la batería de un iPhone de última generación y no se hace en un puesto autorizado por Apple o en sus propias tiendas… aparece un mensaje en la app Ajustes. El mensaje indica que la batería requiere reparación, y es el que normalmente aparece cuando la batería está degradada o sufre algún daño por el que necesita reparación. El mensaje va a aparecer incluso con una batería completamente nueva, es más, también si la batería es original de Apple y no una de marca blanca.

iFixit

¿La única forma de que no aparezca? Al parecer realizando la reparación en Apple o en uno de sus distribuidores autorizados. Esto se debe a que cuentan con un software de diagnóstico propio que permite indicarle al teléfono que la batería colocada es válida y puede utilizarse al 100% de sus funciones.

Noticia original: xataka