La batería es uno de los elementos más sensibles de nuestro móvil. Son propensas a sufrir daños con cambios de temperatura o el mal uso, derivado de usar cargadores no originales. Esta y otras prácticas pueden hacer que nuestro terminal comience a cargar muy lento. Esto es lo tendremos que revisar antes de acudir a un servicio técnico o lanzarlo por la ventana. Pero no siempre hay que echar la culpa a la batería, ya que hay otros elementos que pueden provocar este inconveniente.

 ¿Cargador original?

En ocasiones, entre tanto baile de cables y cargadores es posible que no estés cargando el móvil con su adaptador a corriente original. Esto puede provocar que no le llegue energía suficiente y la carga se demore más de la cuenta. Además un cargador no original puede originar daños en la batería o disminuir su vida útil.

Hora de cambiar la batería

Con el tiempo las baterías pierden su capacidad y sus mAh disminuyen. Además el rendimiento de la carga disminuye al tiempo que aumenta el de la descarga. Si tu móvil tiene ya dos años, es posible que la batería pueda ser la causante del problema. Plantéate cambiarla por otra para solucionar el problema.

Cable en mal estado

El cable de carga es determinante en la velocidad. Tendremos que revisar que no se encuentre roto o en mal estado, ya que esta puede ser la causa del problema. En caso de que la conexión sea intermitente, puede, además de ralentizar la carga, provocar daños en la placa base.

¿Dónde lo estás cargando?

Ten en cuenta que cargar el móvil en el coche, en el ordenador o en una batería externa puede ser el motivo por el que esté cargando más lento. Intenta siempre que puedas conectarlo a un cargador de pared para que la carga se realice a máximo rendimiento.

Si lo estás usando o está caliente

Usar el móvil mientras se carga disminuye su velocidad ya que el terminal sigue requiriendo energía al tiempo que la intenta recuperar con la carga. Por tanto no será igual la velocidad de carga de un móvil apagado, un móvil encendido pero sin uso y un móvil que se usa mientras carga.  Además, si el móvil está caliente después una larga jornada de juego o por que ha estado expuesto al sol, es posible que la velocidad de carga se reduzca y el móvil comience a cargar más lento. No es más que un método de seguridad del propio móvil cuando la temperatura interna es elevada.

Noticia original: Movilzona